Mis niñas

Mis niñas

Maricarmen García Ibáñez

 

La gente cree que es imposible amar un objeto sólo porque tiene forma humana; piensan que el cariño no puede germinar en algo que carece de vida. Diría que eso no es cierto porque yo amo a mis niñas con todo mi corazón pero, si lo pienso bien, ellas no encajan en tal afirmación. Mis muñecas no son simples representaciones humanas, sino que tienen vida propia… a veces.

 

            Mis muñecas mueven los ojos, caminan y sonríen cuando nadie las ve. También saben mirar feo y gruñir enseñando los dientes. Se ponen así cuando se enojan, y se enojan cada vez que alguien se porta mal conmigo. Yo soy como su mamá; yo las cuido, las mimo, les leo, les canto y les he enseñado todo lo que saben.

 

            Todas somos carnívoras. Les encanta el sabor a muerte tanto como a mí; sólo que ellas prefieren la carne cruda. Cuando comemos, limpio la sangre que escurre de la boquita de las más pequeñas.

 

            Las niñas tienen prohibido moverse delante de la gente; sin embargo, me he enterado de que me desobedecen. Bita es mi consentida. A ella le doy permiso de caminar aunque la estén viendo, pero sólo lo hace si yo la detengo. No le gusta que nadie más la haga caminar.

 

            Puede que mis muñecas estén vivas pero no son malas; nunca han lastimado a nadie… que no lo merezca.

 

Comparte este artículo

Escribir comentario

Comentarios: 13
  • #1

    susycute (lunes, 10 septiembre 2012 11:40)

    Que bonito es hablar de algo a quien adoras y es parte de ti, un objetoooo ??? para nada!!!! cuando se quiere algo jamaz sera un objeto te felicito por la forma en describes a tus muñecas habla del gran ser humano que llevas dentro.........

  • #2

    Mich (lunes, 10 septiembre 2012 20:54)

    Me encanta la manera en que describes el gran amor que sientes por aquellas que han pasado a ser parte de ti y de tú familia, haces que abramos nuestro corazón y mente y seamos sinceros al decir -Yo tengo a mi oso, muñeco,etc y lo amo como amo a mi hermanos- Gracias, es genial tú relato.

  • #3

    Cristina Briz (martes, 11 septiembre 2012 00:08)

    Como bien dices... el sentir y expresiòn que podemos depositar en objetos especiales para nosotros,es una conexiòn de la sensibilidad que podemos tener...la forma en que nos presentas estas emociones nos transmite la facilidad con la que debemos manejarnos y disipar nuestro sentir y emociòn no solo en personas... sino en valiosos objetos, momentos y figuras como Las muñecas que tanto quieres, y que al menos yo tambièn siento q tengo! Tu relato nos llega al corazòn poeta de varios!!! =)

  • #4

    Fernando (martes, 11 septiembre 2012 11:51)

    ..."nunca han lastimado a nadie... que no lo merezca." caray!!! Ahí hay material, solo no quisiera ser materia inspiradora; de relato a thriller.

  • #5

    ingrid (martes, 11 septiembre 2012 13:22)

    ayyyyyy que miedo y principalemte a Bita, prometo portarme bien para que no me miren feo ni me hagan algo. Pero estoy de acuerdo, podemos llegar a querer a alguien que "no este vivo" quien dice que no puede ser asi?! yo te apoyo y estoy contigo en el sentimiento :)

  • #6

    Dijo Marconi (martes, 11 septiembre 2012 21:09)

    Perdon por discrepar con los primeros comentarios, pero me parecen absurdos y contradictorios. Es un relato que en mi opinión es oscuro, que exterioriza los demonios que llevamos dentro y proyectados a través de un objeto, en este caso las muñecas. Entonces, pregunto yo... Donde esta la bonito que dicen los primeros comentarios? Perdon, pero no veo sentido a esos comentarios. Por lo demás, buen argumento en el relato, te genera un agradable escalofrío. Gracias por compartirlo

  • #7

    Zero (jueves, 13 septiembre 2012 09:29)

    Me gusta el relato, no todo lo que amamos está obligado a ser común ni convencional. Todos tenemos apego a cosas materiales que guardan un momento, un recuerdo, un sentimiento o un sueño.

  • #8

    Natalia (martes, 18 septiembre 2012 12:52)

    Todo lo que amamos adquiere vida simple y sencillamente porque dejamos en él un poco de nuestra escencia, de nuestra energía y nuestros sentimientos. No importa la forma que tenga, al final ellos pueden contar algo de noostros porque nos han sentido... ¡Muy bueno! :)

  • #9

    Eduardo de la Fuente Colín. (lunes, 04 febrero 2013 22:42)

    Le dije licenciada que sus muñecas le hablaban, y aún así lo negó...

  • #10

    Paola (sábado, 16 febrero 2013 00:04)

    Me encantó, sentí miedo, y se sintió bien, muñecas vampiro.

  • #11

    Jorge M. (lunes, 27 mayo 2013 23:42)

    ajajajjjaja me sacaste varias carcajadas

    Me encanta esa mezcla de suspenso, ficción y sobretodo ternura al describir tus muñecas.!!
    Toda una niña Grande. Casi te visualizo con la muñeca caminando de tu mano, Mi mama tenia una de esas...Me daba miedo jaja....

  • #12

    lennys huerta hernandez (jueves, 13 junio 2013 16:34)

    Que gran inicio,siempre encontramos en nuestra vida un juguete digno de amarse mas que a los demas.
    Yo amo aun a mi edad a un payasito de trapo llamado por mi pyolin, ahora a lo largo de mi vida lo veo mas bello que antes esta sucio deteriorado pero su amor ha sido solo mio.
    El ve mis tristezas y mis alegrias hablo con el cuando tengo planes le cuento mis cuentos que hago y que creen me dice que le encantan y que un dia sere una escritora muy famosa solo una cosa me dice muy tristemente, por favor
    NUNCA DEJES DE QUERERME.

  • #13

    Hugo GM (sábado, 22 junio 2013 12:50)

    Un inicio aparentemente cándido que deriva en una sonrisa malévola y hasta sádica. De lo ingenuo a lo ominoso. Me gustó. Saludos.